lunes, 31 de agosto de 2015

Sanchez Dragó denuncia la diferencia entre opinion pública y opinion publicada en inmigración.


No sé en qué mundo vivo. Tampoco sé dónde lo hacen quienes escriben artículos de opinión, la expresan en las tertulias o se meten a políticos. Lo que sí sé es que en sus territorios y en el mío viven gentes muy distintas. Lo que se lee en la prensa o se dice en la radio y en la tele tiene muy poco o nada que ver con lo que escucho en la calle, en los cafés, en los taxis y en el cuarto de estar de mi casa. Compruebo así el abismo existente entre la opinión pública y la publicada.

...

Me muevo en ámbitos muy distintos, tengo amigos de derechas y de izquierdas, trato a mujeres y a hombres, hablo con los pobres y los ricos, con los jóvenes y los viejos, con los guiris y los indígenas, con los tontos y los listos... Y todos -todos- me dicen cosas análogas a propósito de los grandes temas de nuestro tiempo. Luego leo el periódico o me sumerjo en el guirigay de las radios y las teles, y todos -todos- dicen ahí lo contrario de lo que dice la gente.

Todas las personas que conozco -todas- están en contra de extender la sanidad pública a los ilegales y son partidarias de impedirles la entrada, en vez de recibirlos con sopitas y Betadine, o de devolverlos ipso facto al país del que vinieron. Los columnistas, los contertulios y no digamos los políticos, cualquiera que sea su partido, sostienen, so capa de supuesto humanitarismo, exactamente lo contrario.

http://www.elmundo.es/opinion/2015/08/31/55e34553268e3e633e8b4592.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario