lunes, 17 de agosto de 2015

Es la tribu, estúpido.

Salou, agosto de 2015. Cientos de inmigrantes senegaleses salen a la calle a protestar por la muerte de un compatriota suyo que huía de una redada policial, arramblando con coches, mobiliario urbano y agrediendo a transeúntes españoles al azar. Este tipo de escenas, más propias de la región tercermundista de la que proceden que de un lugar civilizado, se han dado antes de forma similar tanto en España como en otros países de la UE y no son más que la parte visible del iceberg de una grave problemática y una bomba de relojería a medio-largo plazo, y que muy pocos -ya sea por miedo o por ignorancia- alcanzan a comprender y explicar.


Paguitas y derechos ¿la solución?

Estos días hemos podido ver en tertulias televisivas, diarios online, twitter y foros una miriada de sesudos comentarios y propuestas, no faltando entre ellos los de conocidos activistas sociales, políticos, izquierdistas caviar y otra gente que tiene en común el vivir en el Mundo de la Piruleta. Por supuesto, a ninguno de ellos ni remotamente se le ocurría sugerir que los protagonistas de las agresiones y altercados podrían tener algo de culpa, al contrario, éstos eran las víctimas. Como siempre, culpaban a la brutalidad policial, al racismo, la pobreza...y sus soluciones consistían en lo que nos tienen ya acostumbrados: más pagas y laxitud hacia su comportamiento y actividades delictivas.

¿Están en lo cierto? Estas medidas se llevan aplicando mucho tiempo en países que recibieron inmigración africana, como Francia o Suecia. Según las ideas progresistas que empezaron a propagarse en los 60, si se les aseguraba un sustento básico en forma de renta básica y todo tipo de ayudas para acceder a la educación y al mercado laboral no tendrían necesidad de delinquir y se convertirían en ciudadanos ejemplares. Y una permisividad mayor con sus actividades delictivas y un sistema penal orientado a la inserción, teniendo por tanto castigos más laxos (o ninguno), acabaría por reinsertar a las ovejas descarriadas.

Esta teoría mundoyupista, décadas después ha demostrado ser un fracaso: la cultura de la paguita y la permisividad ha dado lugar a nuevas generaciones de hijos de inmigrantes sin ganas ni motivos para trabajar y que tienen en la delincuencia su máxima aspiración. ¿Para qué esforzarse en estudiar o trabajar si les dan un sueldo vitalicio solo por el color de su piel? ¿Para qué tratar de ser un ciudadano respetable si tienen barra libre para menudear droga, robar, violar o matar, cualquier crítica o acción contra ellos es tachada de racista y por si fuera poco los mass media encumbran ese modo de vida a través de la música y la moda?

No, esto no es una barriada de Nigeria. Es París.

A pesar de que la evidencia empírica ha desechado esta solución, tanto el progresista como el mariconservador siguen empeñados en tropezar en la misma piedra en la que han visto tropezar a todos los demás antes, y piden para España lo mismo que en otros países ha llevado a soportar una masa creciente y cohesionada de gente foránea, sin oficio ni beneficio, coste para el contribuyente y fuente de conflictividad que allá donde habita recrea los problemas del país tercermundista del cual procede.

El Derecho del más fuerte

Estos inmigrantes proceden de países extremadamente violentos, donde la vida no vale nada. Y muchas veces ellos mismos proceden de los segmentos más violentos de la sociedad, tales como soldados o guerrilleros desmovilizados, que han cometido todo tipo de atrocidades en sus guerras de machetes, kalashnikovs y canibalismo. En cualquier caso, son gente ambiciosa, agresiva y sin muchos escrúpulos morales. Por mucho de que en el imaginario progre se nos traten de presentar como pobres huyendo del hambre y de la miseria, en realidad son gente con un nivel económico suficiente como para pagarse un viaje hacia Europa que cuesta el equivalente a años de salario medio en sus países y con físico para poder completarlo. Los que de verdad viven en la miseria y se mueren de hambre o no pueden emigrar o solo lo pueden hacerlo a países fronterizos, malviviendo en campos de refugiados.


¿Alguien puede creer que esta gente, que viene de lugares donde la única ley que se cumple es la del más fuerte, va a respetar otra que no sea esa? La política de apaciguamiento seguida por las autoridades, consistente en reaccionar de forma pasiva, permisiva y blanda hacia sus actividades delictivas, lejos de calmarles los exacerba ya que lo ven (y están en lo cierto) como una muestra de debilidad. Si mostrando una actitud violenta consiguen salir impunes y tienen incluso respaldo de una parte de la sociedad, cada vez más tanto ellos como sus compatriotas actuarán de la misma forma, y no solamente frente a la policía sino frente a la gente común. Esto ya lo estamos viendo, los inmigrantes lejos de mostrar un perfil bajo se mueven con la seguridad que les da el saber que si tienen algún problema con alguien les basta con gritar ¡racismo! para salir indemnes.

El tribalismo

Al contrario que en Europa, en África el sentimiento tribal está muy vivo. El África negra está formada por Estados multiétnicos artificiales de reciente creación donde conviven diferentes tribus, algunas enfrentadas entre sí, y la gente se identifica con su tribu más que con su Estado, pues el concepto de Estado-nación allí está muy verde. Cuando emigran, esta conciencia tribal no se pierde y siguen asociándose según afinidad étnica. Esto implica el ver a los miembros de lo que consideran su tribu como una especie de familia extendida, primero están ellos y luego todos los demás, y en caso de que alguien agreda o tenga problemas con su tribu, reaccionarán colectivamente no solo contra él sino contra lo que consideren su tribu.


Es por ello que los senegales de Salou hicieron piña y actuaron a una cuando un miembro de su "tribu" murió huyendo de los mossos, no limitándose a vengarse del mosso al que culpaban de su muerte ni tampoco al cuerpo policial en concreto, sino a los españoles en conjunto como "tribu". Así no es de extrañar que golpeasen a gente sin nada que ver con los sucesos que pasaban por allí, incluyendo a un anciano, ya que al ser españoles eran parte de la "tribu" que según ellos había agredido a un miembro de la suya y por tanto igual de culpables y merecedores de castigo. A la hora de defender o vengar a un miembro, tampoco entran en valoraciones morales sobre si los actos que cometieron eran correctos o no, como se pudo ver en Castelvolturno (Italia) donde la comunidad nigeriana reaccionó de forma parecida a los senegaleses de Salou después de que la mafia matara a unos compatriotas narcotraficantes por no pagar el impuesto para vender droga en la zona.

Video de la revuelta en Italia.

Esta mentalidad no solo supone un problema para nosotros por estas razones. También por todas las consecuencias que implican el tener dentro de nuestras fronteras un grupo étnico violento y cohesionado, a sumar al resto de grupos étnicos con las mismas características, dando lugar a un polvorín territorial en el que los españoles como grupo desarraigado, progretizado y sin instinto de colectividad ni territorio tenemos todas las de perder de no cambiar, porque aún estamos a tiempo de hacerlo.

6 comentarios:

  1. Si estos "Pagapensiones" huyen de la miseria y el hambre en sus paises, como que tienen cuerpos atleticos, tienen smartphones, y pueden pagarse las lanchas para venirse a Europa? Nadie se lo pregunta? Esteban Ibarrita tu nos puedes dar la respuesta como buen $ioni$ta eres?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También deberían explicar el por qué les dejan entrar en un país como España que tiene una tasa de paro que supera el 20% y una deuda impagable. Deberían explicar también el por qué no cotizan ni el 30% de los inmigrantes que hay en España y el por qué a estos africanos se les deja practicar una actividad ilegal como es el Top-Manta, hay tantas explicaciones que deberían dar sobre este tema, pero claro como no tienen argumentos para rebatir pues es un tema tabú, hay un pacto de silencio sobre el tema.

      Eliminar
  2. Es de buenos españoles citar la obra original

    http://www.disidencia.info/forum/pol%C3%ADtica/14064-es-la-tribu-est%C3%BApido

    Tyrannos

    ResponderEliminar
  3. Buen texto, es la pura realidad, esto tiene que acabarse, hay que reaccionar, de lo contrario esta situación irá a peor.

    ResponderEliminar