lunes, 20 de julio de 2015

Gitanos: El infierno de los empleados de las piscinas municipales.

«Te voy a cortar el cuello, hija de p..., amargada, mala raza»

En mes y medio ya se han producido una decena de ataques graves frente a los tres del verano pasado

 

«Venimos a trabajar, no a que nos insulten ni a que nos peguen». Eso dice Pepa (nombre ficticio), víctima durante un mes de insultos y amenazas constantes. Pide que no se difunda el nombre de la piscina municipal en la que trabaja por temor a represalias, si bien es una de las más conflictivas.

 

«Venimos angustiados porque no sabemos qué puede pasar. Cómo van a reaccionar las personas que incumplen las normas cuando le decimos que no pueden hacer esto o lo otro. Ni tampoco si les respondes porque bajas la guardia. Es agotador. Nos insultan constantemente y los socorristas y los operarios son los que están más expuestos», relata.

 

Ella ha estado en el control de acceso un mes, uno de los peores de su vida laboral, un infierno, y eso que lleva diez trabajando en distintos centros deportivos, entre ellos uno de los considerados durante muchos años el más conflictivo: Plata y Castañar, que ha mejorado bastante desde que pusieron mediadores sociales interculturales.

«Tensión y nervios»

 

«Te voy a matar, hija de p..., amargada, mala raza», son algunas de las lindezas que ha tenido que oír cada vez que decía que no podía pasar a quien trataban a toda costa de hacerlo sin la entrada o cuando veía a alguien saltar la valla. En general, personas de etnia gitana: «Llamaba al guardia de seguridad y, además de acusarme de chivata, hacían un gesto con la mano de que me iban a cortar el cuello. Y eso, a diario».

Agrega que a los vigilantes tampoco les respetan. Se burlan, incluso, les agreden y van provocando diciendo que llevan la porra de adorno. A su juicio, los usuarios más conflictivos actúan así a propósito. «No intentan colarse por el dinero que cuesta la entrada; la mayoría son familias numerosas que pagan la mitad o tienen el 90% de descuento si son más de cuatro miembros. Tratan de engañarte todo el tiempo. Se pasan las entradas desde el interior al exterior; los chicos se meten en el vestuario femenino; se van a casa y quieren volver sin pagar... Quieren liarla siempre. Se creen que la piscina es suya y que estamos a su servicio». Pepa explica que los vigilantes son insuficientes para controlar unas instalaciones en las que se concentran más de 5.000 personas y, en su opinión, los mediadores no facilitan las cosas, porque son demasiado permisivos. 

La consecuencia de esa tensión se traduce en nervios y ataques de ansiedad constantes. «La Policía Municipal viene y a veces se pasea por las instalaciones; otras, se limita a preguntar cómo está el tema y si no hay nada anormal se marchan. Necesitamos más protección». 

En la piscina de Palomeras, el martes pasado tuvieron que acudir cuatro coches patrulla para sacar del agua a once gitanos, entre ellos mujeres vestidas. A la socorrista le dijeron que pensaban volver y que se bañaban «como les daba la gana».

http://www.abc.es/madrid/20150714/abcp-cortar-cuello-hija-amargada-20150713.html

8 comentarios:

  1. Pobre gente a merced de la gentuza , que dios les ayude ya que nadie mas les va a ayudar.

    ResponderEliminar
  2. Esto si es la lacra del pais...

    ResponderEliminar
  3. "Macho, que racistas y NAZIS sois. Los gitanos son personas. Y todas las personas son iguales, ya que las razas no existen. Además, si los gitanos hacen "algo inadecuado" (delito) es por vuestra culpa, pues vuestra sociedad fascista y opresiva los maltrata y discrimina sin razón y en base a prejuicios propios de NAZIS. Así pues, dejad hacer y vivir en paz a la gente. NAZIS!!!
    Y por cierto, seguro que las "victimas" que se quejan son unos NAZIS que solo quieren matar 60000000000000000 trillones de judios y conquistar el Universo para convertir a los aliens en rubios fornidos".

    ¿Te suena el cuento? Pues tranquilo, que al enseñarle este articulo a cualquier persona te lo relatará de arriba a abajo sin dejarse ni una coma.

    Tal es el poder de la propaganda judeomarxista imperante. Y hasta que la gente no abra los ojos, hechos como los de la piscina seguirán pasando. Y peores ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lástima que no los tengan como vecinos, abrirían los ojos más rápido!!
      En cuanto desapareciera todo el aluminio y el cobre de la escalera...

      Eliminar
    2. Si todo lo q tu quieras, pero no los quiero ni en pintura, cerca de mi casa han ocupado un edificio varias familias de esta etnia, desde entonces nos han robado en los trasteros tres veces, q casualidad verdad? si tanto los defiendes es como dice el anterior comentario, a ver como te sentaria tenerlos de vecinos.

      Eliminar
  4. Son primos hermanos de los judios, no hay nada más que decir.

    ResponderEliminar
  5. Así es, una de las tribus pedidas (o cagadas).

    ResponderEliminar