martes, 23 de junio de 2015

Sentencia ridícula para tres de los cinco somalíes acusados de violar a una joven finlandesa.

Sentencia ridícula para tres de los cinco somalíes acusados de violar a una joven finlandesa.


La violación en grupo ocurrió el año pasado, en Tapanila. Cinco refugiados (esos que vienen escapando de la guerra y por los que debemos sentir tanta lástima, ya sabéis) somalíes fueron arrestados por la policía finlandesa. Hoy hemos conocido la sentencia, de los cinco, dos quedan exonerados completamente; y de los tres condenados, solo uno pisará la cárcel, para cumplir un año y cuatro meses de cárcel, el resto deberán acudir a un cursillo de concienciación. Además deberán indemnizar a la víctima con cinco mil euros, que como no pueden pagar, los pondrá el gobierno finalandés en su lugar (o sea, el contribuyente, posiblemente los propios padres de la chica).

En las redes sociales se ha formado un escándalo, tanto por el hecho de ser refugiados como por la ridícula sentencia a la que se les ha condenado.

http://www.patriootti.com/yksi-tapanilan-joukkoraiskauksesta-epaillyista-esittelyssa/

http://www.hs.fi/kaupunki/a1435025514824

http://mvlehti.net/2015/06/15/tapanilan-joukkoraiskaus-mamuille-tuomio-ehka-jo-huomenna/

Seguro que os preguntaréis alguno que qué piensa la familia de los salvajes que violaron a esa pobre chica. Durante el juicio, la madre de uno de ellos, dejó bastante claro qué piensa de todos nosotros, los europeos.


FIVE MUSLIMS RAPE WOMAN THEY HARASSED AND FOLLOWED OFF OF A HELSINKI TRAIN…… |

Esa es la verdadera cara de los refugiados, no esa que nos venden los medios de comunicación, no esa en la que aparecen como pobres víctimas. No, no son víctimas, las víctimas somos nosotros. Y ellos lo saben perfectamente y cada vez lo disimulan menos.

3 comentarios:

  1. Es lo que tenemos y lo que nos espera, la cobardia tiene este precio

    ResponderEliminar
  2. Es que somos taaaaannn buenos los europeos que de alguna forma tienen que pagarnos todo lo que le damos, sino, se sentirán mal, pobrecitos.
    P.D: ironía

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar