jueves, 4 de junio de 2015

La universidad de hoy en día ya no es universidad.

La universidad es una de las instituciones más corruptas de España, mucho más que las instituciones políticas. Es prácticamente imposible lograr un puesto exclusivamente por méritos propios. La relación con los jefes, el parentesco, las amistades, las horas trabajadas gratuitamente para beneficio del bolsillo del jefe, el lameculismo y el glups glups en el despacho del catedrático cuentan muchisimo mas que las habilidades y las profesionalidad. Con 6 apellidos consigues la lista entera de profesores de alguna facultad y algunos puestos parecen sagas hereditarias, una especie de casa nobiliaria con abuelo, padre y nieto. Te fijas en los apellidos de los catedráticos de hoy y son los mismos que hace 30 años, quizás son únicamente el 20% de catedráticos únicamente los que no son "hijos de" cuyo currículum es patético: que si conferencias, que si libros escritos en base a otros libros anteriormente escritos. No son investigadores ni innovadores, han basado su carrera en estudiar lo que otros han estudiado y así les pasa, que luego lees unas cosas que demuestran que sus autores están absolutamente desconectados de la realidad, y encima los obligan a comprar sus (carísimos) libros a sus alumnos como si de una mafia se tratase. Y unos libros que un preescolar escribe mejor, al menos pone puntos y comas. Los chanchullos, las amenazas, la exclusión de determinadas personas por aspectos no meramente profesionales, son el pan de cada día.

No son capaces de sustentarse por sí mismas, ni siquiera con las cuotas que tienen que pagar los alumnos, ni siquiera con un montón de investigadores trabajando gratis durante años y con becas de 700€ más tarde, ni siquiera con unas clases prácticas muy escasas y poco material... incluso con la cantidad de fondos públicos que les caen, tienen deudas millonarias. Y a pesar de recibir más inversion que las universidades italianas no consiguen ni la mitad de patentes, porque la investigación en las universidades está orientada a panfletos que no sirven para nada. Hay contados equipos de investigación que sean realmente buenos, y estos se ven lastrados por el sumidero de recursos que representan todos los demás. No es de extrañar que internacionalmente tengan NULO reconocimiento.

Ideológicamente, sus facultades de letras son lugares extremadamente ideologizados con un componente progre muy fuerte. No es casualidad que de ahí haya salido el clan de Somosaguas. Más que centros del saber, son centros de adoctrinamiento en los que no cabe disensión.

1 comentario:

  1. FUERA MARXISTAS Y DEMAS RALEA ANTIESPAÑOLA DE LA UNIVERSIDAD!!!!!

    ResponderEliminar