martes, 10 de marzo de 2015

El Ojo de Horus y otras muchas más cosas.


En la mitologia egipcia Horus era hijo de Osiris, el dios que fue asesinado por su propio hermano Seth. Horus mantuvo una serie de encarnizados combates contra Seth, para vengar a su padre. En el transcurso de estas luchas los contendientes sufrieron múltiples heridas y algunas pérdidas vitales, como la mutilación del ojo izquierdo de Horus. Pero, gracias a la intervención de Thot, el ojo de Horus fue sustituido por el Udyat, para que el dios pudiera recuperar la vista. Este ojo era especial y estaba dotado de cualidades mágicas.

Al igual que se hacia en la antigüedad, en la época románica, renacimiento, etc... hoy se siguen adorando a los mismos idolos, las obras de culto hoy no solo se exponen en templos y en lienzos en las casas reales... hoy se exponen en la televisión, en la prensa, en el cine, en marcas corporativas, en los logos de ONG, etcétera.

El culto a Horus domina los medios de comunicación, Horus es representado como un ojo, como un disco solar alado, como un halcón, como un 8, como un dedo en la boca... solo debes fijarte. Ahora, agárrate bien a la silla y observa:


























































“¿Sabes? Sé que este filete no existe, sé que cuando me lo meto en la boca es Matrix la que está diciendo a mi cerebro: “es bueno y jugoso”. Después de nueve años, ¿sabes de lo que me doy cuenta? La ignorancia es la felicidad.”

Cifra (Matrix)

1 comentario:

  1. Vale pero que malo tienen el paganismo egipcio,no hera mejor que el de ahora que le rezan a un pedofilo mahoma y un vulgar demonio ala?

    ResponderEliminar