sábado, 28 de febrero de 2015

El peligro del izquierdismo - Kaczynski.


Resumen traducido de La Sociedad Industrial y Su Futuro Nueva Edición.

La psicología del izquierdismo moderno

Casi todo el mundo estará de acuerdo en que vivimos en una sociedad profundamente trastornada. Una de las manifestaciones más extendidas de la locura del mundo actual es el izquierdismo, así que una discusión de la psicología del izquierdismo puede servir como introducción a la discusión de los problemas de la sociedad moderna en general.

El peligro del izquierdismo

Debido a su necesidad de rebelarse y de pertenecer a un movimiento, los izquierdistas u otras personas de tipos psicológicos similares a menudo se sienten atraídos por movimientos rebeldes o activistas cuyas metas y miembros no son izquierdistas inicialmente. La influencia ejercida por parte de estos tipos de tendencia izquierdista puede fácilmente transformar en izquierdista un movimiento inicialmente no izquierdista, de modo que las metas izquierdistas acaban sustituyendo o desfigurando las metas originales del movimiento. Para evitar que esto le suceda, un movimiento que ensalce la Naturaleza y se oponga a la tecnología debe tomar una postura resueltamente antiizquierdista y debe evitar toda colaboración con izquierdistas. El izquierdismo resulta incompatible a largo plazo con la Naturaleza salvaje, con la libertad humana y con la eliminación de la tecnología moderna.

El izquierdismo es una tendencia totalitaria. Siempre que el izquierdismo alcanza una posición de poder, tiende a invadir hasta el último rincón privado y a hacer que todo pensamiento quede encerrado dentro de los moldes izquierdistas.

La sociedad industrial y su futuro, 2011, Ediciones Isumatag

La Sociedad Industrial y su Futuro : Manifiesto de FC (Unabomber)

12. Aquellos que son más delicados sobre la terminología «políticamente correcta» no son los negros medios habitantes del gueto, inmigrantes asiáticos, mujeres maltratadas o personas imposibilitadas, sino una minoría de activistas, muchos de los cuales no pertenecen a ningún grupo «oprimido», sino que provienen de estratos sociales privilegiados. La corrección política tiene su mayor arraigo entre los profesores de universidad, los cuales tienen empleo seguro con salarios confortables y, la mayoría de ellos, son varones blancos heterosexuales de familias de clase media.

13. Muchos izquierdistas tienen una intensa identificación con los problemas de grupos que tienen una imagen de débiles (mujeres), derrotados (indios americanos), repelentes (homosexuales), o por lo que sea inferiores. Nunca admitirán en su fuero interno que tienen tales sentimientos, pero es precisamente por su visión de estos grupos como inferiores por lo que se identifican con sus problemas. (No sugerimos que las mujeres, los indios, etc., SON inferiores; sólo estamos haciendo un apunte sobre la psicología izquierdista).

14. Las feministas están ansiosamente desesperadas por demostrar que las mujeres son tan fuertes y tan capaces como los hombres. Ellas están claramente machacadas por el miedo de que las mujeres puedan NO ser tan fuertes y capaces como los hombres.

15. Los izquierdistas odian todo lo que tenga una imagen de ser fuerte, bueno y exitoso. Ellos odian América, odian la civilización occidental, odian a los varones blancos, odian la racionalidad. Las razones que dan para odiar occidente, etc. claramente no coinciden con sus motivos reales. DICEN que odian occidente porque es guerrero, imperialista, sexista, etnocéntrico, pero cuando las mismas faltas aparecen en países socialistas o culturas primitivas, encuentran excusas para ellos o, como mucho, lo admiten REFUNFUÑANDO, mientras que señalan (y muchas veces exagerando en exceso) estas faltas cuando aparecen en civilizaciones occidentales. Así, está claro que estas faltas no son los motivos reales para odiar América y occidente: odian América y occidente porque son fuertes y exitosos.


16. Palabras como «autoconfianza», «seguridad en uno mismo», «iniciativa», «empresa», «optimismo», etc. juegan un papel muy pequeño en el vocabulario liberal e izquierdista. El izquierdismo es antiindividualista, es procolectivista. Quieren a la sociedad para resolver las necesidades de todo el mundo por ellos, para cuidar de ellos. No es la clase de personas que tienen un sentido interior de confianza en sus propias habilidades para resolver sus propios problemas y satisfacer sus propias necesidades. El izquierdista es antagonista al concepto de competición porque, interiormente, se siente como un perdedor.

17. Las formas de arte que apelan a los intelectuales del izquierdismo moderno tienden a enfocarse en la sordidez, la derrota y la desesperación o, por otro lado, toman un tono orgiástico, renunciando al control racional, como si no hubiera esperanza de lograr nada a través del cálculo racional y todo lo que ha quedado fuera el sumergirse en la sensación del momento.


La Sociedad Industrial y su Futuro : Manifiesto de FC (Unabomber)

1 comentario:

  1. necesidad de rebelarse y de pertenecer a un movimiento, los izquierdistas u otras personas de tipos psicológicos similares a menudo se sienten atraídos por movimientos

    MAS COMO ASSIM SE REBELAR SE APENAS AJUDAM A AGENDA KOSHER DO MAINSTREAM EM DESTRUIR O OESTE E SETENTRIÃO ETC?

    ResponderEliminar