miércoles, 4 de febrero de 2015

Doctor Gaona: "La pedofilia no es una enfermedad, es una tendencia sexual".


Esto no es novedad. Desde hace años hay una campaña muy agresiva en Internet para normalizar la pedofilia. En la Wikipedia, Menéame y otras webs que acaparan el tráfico participan de manera regular y organizada pedófilos que intentan promover su agenda de manera sutil.

Uno de los mantras que promueve este lobby es que la pedofilia no es lo mismo que la pederastia, de forma que no hay nada de malo en ser pedófilo mientras se mantenga la inclinación "en privado". Mediante este subterfugio dialéctico pretenden blanquear el término pédofilo y normalizar su apestosa inclinación. Lo grave es que, gracias a la propaganda viral de sus ideas en la Red, están consiguiendo convencer a gente de buena fe que no acierta ver sus intenciones.

Otro mantra que promueve el lobby es que la pedofilia no tiene nada que ver con la homosexualidad, lo cual es una aberración histórica y médica. Como se demuestra al final citando dos diccionarios, la pederastia siempre se ha asociado a la homosexualidad.

Esos repugnantes círculos han llegado a inventarse el término de pedofilofobia para designar a los que critican a los pedófilos:
pedofilofobia | INDIGNADO

Están utilizando básicamente las mismas tácticas que se usaron para despenalizar la homosexualidad. Dentro de la jerga que promueven está la famosa caza de brujas para referirse a la persecución de la pornografía infantil en Internet. Según el argumentario del lobby pedófilo, que tiene predicamento incluso en ambientes académicos, sería bueno legalizar la pornografía infantil porque reduciría los abusos sexuales de los pederastas (he aquí el fruto de esa maligna distinción entre pedófilo y pederasta):
Legalizing Child Pornography reduces child sex abuse crimes (Scientific study by Dr. Milton Diamond, U. Hawaii) | Human Stupidity: Irrationality, Self Deception

Si acudimos a cualquier diccionario no manipulado, veremos que la pederastia es la atracción sexual por los niños, sin entrar a distinguir si el pervertido se queda en los pensamientos o si, además, pasa la acción. Es de cajón que si una persona tiene esa inclinación, o cualquier otra inclinación sexual, va a intentar satisfacerla en cuanto pueda. Lo único que le refrena es la penalización que podría sufrir por parte de la sociedad. Por ello persiguen que la sociedad deje de ver su inclinación como algo intrínsecamente desordenado y perverso.

Veamos esta definición tomada de un diccionario médico de 1823:

PEDERASTIA.- s.f. Paederastía, de paidos, muchacho, y de érao, amar. Es el amor ilícito entre los hombres, vicio infame reprobado por la moral, la naturaleza y la razón.

Diccionario de medicina y cirugía o Biblioteca manual médico-quirúrgica - Antonio Ballano - Google Libros

Aquí vemos que el concepto de pederastia siempre ha sido el mismo que el de pedofilia; la distinción que se intenta hacer entre pensamiento y acción es artificial y persigue fines nada inocentes. No hay ninguna otra inclinación sexual con la que maneje esa sutil distinción entre pensamiento y acción. Un zóofilo es el que se siente atraído por los animales y probablemente copula con ellos. No existe la palabra zoorasta para designar exclusivamente al que copula con los animales, ni zóofilo designa sólo al que se queda en los pensamientos.

Quizá la única diferencia de matiz es que pederastia implica necesariamente a un varón homosexual, mientras que pedofilia es un término médico más reciente que también podría incluir a las mujeres.

Veamos otra definición tomada de un diccionario jurídico de 1838:
PEDERASTIA.- Generalmente se toma esta palabra griega por el concúbito entre personas de un mismo sexo ó en vaso indebido, pero la ley no entiende por pederastía ó sodomía sino el concúbito de hombre con hombre. En el Fuero Juzgo se ordena que los pederastas sean castrados y entregados al obispo para que los ponga en cárceles separadas donde hagan penitencia, como también que si son casados se apliquen sus bienes a sus hijos legítimos y puedan casarse sus mujeres con quienes quisieren. En el Fuero Real se añade á la castradura que esta se haga públicamente, que al tercer día sean colgados de las piernas los sodomitas hasta que mueran y que nunca se les quite del patíbulo. Las Partidas prescriben simplemente la pena capital declarando que el forzado y el menor de catorce años no han de haber pena alguna. La Recopilación impone la muerte de quema y la confiscación de todos los bienes aunque el delito no se haya consumado, con tal que haya habido actos muy próximos á su consumación y no haya quedado por los reos el consumarle. La práctica había establecido últimamente dar primero garrote á los reos para que no muriesen desesperados en las llamas, quemarlos luego en una hoguera y esparcir sus cenizas, pero ya se ha mitigado mucho la severidad de las penas prescritas contra este y demás delitos de incontinencia y ya no se instruye á la tierna juventud con espantosos suplicios de la existencia de una horrible disolución que debiera siempre ignorar.

Diccionario razonado de legislacion civil, penal, comercial y forense, ó sea ... - Joaquín Escriche - Google Libros
Es una pena que toda esta sabia legislación que enumera este diccionario se haya derogado. Cuando se derogan estas leyes diseñadas para proteger a los más débiles, los depredadores dejan ser penalizados por la sociedad y se acaban publicando artículos como el del New York Times. El siguiente paso ya podéis imaginar cuál es, porque ya hemos vivido todo el proceso de normalización de la homosexualidad.

4 comentarios:

  1. CRIMES SEXUAIS CONTRA MENORES E NÃO-MENORES É UMA TENDENCIA NORMAL?DAQUI A POUCO OS KOSHERS COMO ADORAM UM EUFEMISMO PRA PSEUDO-LEGALIZAR SUA NOJEIRA DE SEMPRE DIZ QUE ESTUPRO É APENAS DAR AMOR AO OUTRO DE MODO SURPRESA..NOJO É POUCO

    ResponderEliminar
  2. CEDA AMOR AO OUTRO DE MODO QUE ELE SE SINTA SURPREENDIDO COM TANTO CALOR HUMANO EM SUA VIDA VAZIA, FRIA E SEM GRAÇA VC TAMBEM - ARGH

    ResponderEliminar
  3. Difiero de lo que usted dice y paso a explicar por qué.
    En primer lugar disiento de su concepción de "enfermedad".
    Ninguna perversión sexual es "enfermedad", sino que son PECADOS. Si usted dice que son "enfermedades" está automáticamente diciendo que esa persona criminal sexual (como el sodomita, un criminal contra natura) no es culpable de tal cosa. Si es así, usted está diciendo que los sodomitas no son culpables de dicho pecado (sea por acción o tan sólo pensamiento), pero sí lo son, ellos y sólo ellos, ya que se oponen a la naturaleza y por ende a Dios.
    Claro que hay problemas hormonales que pueden predisponer, pero nunca obligar a nadie a actuar de forma que no quiere. Tampoco puede ser genético, porque en ese caso sería culpar a Dios por los pecados del hombre.

    En segundo lugar, aclarado eso, debo informarte que pederastia y pedofilia sí son dos cosas distintas, al menos, según el diccionario de la RAE:

    pedofilia o paidofilia.
    (Del gr. παῖς, παιδός, niño, y -filia).
    1. f. Atracción erótica o sexual que una persona adulta siente hacia niños o adolescentes.
    http://buscon.rae.es/drae/srv/search?id=1X06Rorc6DXX2HdDuJ9s#0_1

    pederastia.
    (Del gr. παιδεραστία).
    1. f. Abuso sexual cometido con niños.
    2.f. sodomía.
    http://buscon.rae.es/drae/srv/search?id=mj1OycfBODXX21GNrP28

    ResponderEliminar
  4. Como ves es diferente y la pederastia siempre es totalmente condenable, y la cual efectivamente está muy relacionada a la sodomía. Pero hay pederastas mujeres también, vale aclarar.
    Ahora bien, según la definición oficial de la RAE, pedófilo es toda aquella persona que se siente atraído sexualmente por niños (cuando se dice "niños", se refiere obviamente a niños y/o niñas; siendo a su vez, que el pedófilo puede ser hombre o mujer; usted sólo insinúa que los pedófilos son sólo hombres) y ADOLESCENTES. En realidad según la etimología, pedófilo sólo se referiría a "niño" y no a adolescentes, ya que si incluimos a los adolescentes en la definición de "pedófilos", siento informarle que la gran mayoría de los hombres entonces seríamos unos "pedófilos", ya que a la gran mayoría de los hombres normales (entre los que me incluyo) les atraen las adolescentes (entre doce y dieciocho años), lo cual no tiene nada de malo, según las leyes naturales y morales.
    Así que como ve, el lenguaje ha sido manipulado para hacer que coincidan con las leyes artificiales que la ONU y el mundialismo pretende IMPONER sobre los estados soberanos (la estandarización de las leyes).
    Anteriormente la mayoría de los países entendió que la adultez comienza con la PUBERTAD (doce años en la mujer y catorce en el varón) y de hecho, según el derecho romano, la edad mínima para el matrimonio es de 12 y 14; pero ahora según la ONU se pretende prohibir los matrimonios en "menores de edad", al mismo tiempo que promueven el homosexualismo, pero por otro lado criminalizan relaciones y sentimientos sexuales y románticos de adultos hacia "menores de edad" púberes, sentimientos normales y HETEROSEXUALES, que son acordes con la biología.
    Los mundialistas van contra la biología, son los judíos que promueven esto, porque odian al resto de la humanidad. Sin embargo ellos, en sus comunidades, no tienen ningún problema con casarse con "menores de edad", pero prohíben severamente cualquier desviación homosexual, prueba de que ellos quieren corromper a Occidente. En esto le doy la razón a los musulmanes que la tienen bien clara.
    Finalmente otra cosa a destacar, es que eso de prohibir a los adultos casarse con "menores de edad" es algo más propio de países de moral puritana anglosajona, no de países latinos como los nuestros. De hecho en Hispanoamérica, todavía está permitido en la mayoría de los casos, las relaciones sexuales y matrimonio con menores de edad. Sólo que hay casos ilógicos e inmorales de legislaciones, donde se permite el "consentimiento" sexual y no el matrimonio, lo cual es una inmoralidad tremenda, porque legaliza la fornicación.
    Según la moral cristiana (y también la islámica), las relaciones sexuales sólo deben estar permitidas en el matrimonio, y comparto esa idea, por una razón de orden natural.

    ResponderEliminar