domingo, 28 de septiembre de 2014

Adivinad qué opción escoge la ingeniería social progre-globalista.

Un ser humano tiene cromosomas de hombre, hormonas de hombre, barba de hombre, cojones negros de hombre, rabo de hombre, voz de hombre, esqueleto de hombre... pero su mente quiere ser mujer. Tenemos dos opciones.

a) Le pagamos una sencilla psicoterapia que acabe con sus fantasmas psicológicos y haga que su mente se adecúe y sienta a gusto en el cuerpo que la naturaleza le dio.

b) Le pagamos una costosísima terapia hormonal y una invasiva y mutilatoria intervención quirúrgica para que su cuerpo se adecúe a las paranoias fabricadas por su mente.

Adivinad qué opción escoge la ingeniería social progre-globalista.

Sienta un peligroso precedente: el precedente de que, si yo me siento koala, el contribuyente español me tenga que pagar una operación de koalización, so pena de ser tachado de transkoalófobo.

2 comentarios:

  1. Me descojono, vuestro mejor artículo hasta la fecha xDDD
    Bravo!

    ResponderEliminar