viernes, 27 de septiembre de 2013

Opinión. El auténtico enemigo: el Nacionalismo Español (II).

Comprobamos la diferencia entre lo que ocurre en Cataluña y en el resto de España. En Cataluña, el Gobierno financia con decenas de millones de euros la manifestación separatista, la apoya durante meses con sus medios de comunicación, crea organizaciones pantalla a las que subvenciona con millones de euros (y luego tienen la cara de decir que estos actos son “espontáneos, reacciones de la calle”). Y con todo eso consigue una asistencia de cuatrocientas o quinientas mil personas.


Y mientras tanto, el PPSOE no hace absolutamente nada. Imaginemos por un momento que el PPSOE hiciera lo mismo y que anuncia que va a hacer un acto público a favor de España en Madrid, Valencia, Sevilla, Zaragoza o incluso Barcelona. Imaginemos que dedica millones de euros en ayudas públicas a los organizadores, que utiliza a la TVE para anunciar el acto durante meses, que obliga a los medios de comunicación privados a promoverla...¿qué pasaría? Pues que cinco o seis millones de personas asistirían al acto y el separatismo se acabaría en cinco minutos.

Entonces ¿por qué no lo hacen? Porque no les interesa, porque no quieren despertar a un gigante dormido que seguramente se les irá de las manos, porque el enemigo real es el Nacionalismo Español y porque tienen órdenes externas de no hacerlo. Ya se lo aconsejó (¿ordenó?) el Financial Times a Rajoy antes de que empezara a gobernar:”hay que llevarse bien con separatistas y terroristas”.

¿A quién le interesa una España débil, balcanizada y dividida? A Francia y a Alemania, para quitarse a un competidor de encima, y a los anglosajones, para asegurarse de que ese punto fundamental en su política internacional que es el Estrecho de Gibraltar siga siempre en sus manos, junto con las bases militares americanas del sur de España. Para conseguir su objetivo, tanto la CIA americana como los franco-alemanes contrataron al PSOE en los años 70. Desde entonces, este partido ha sido su fiel servidor.

Y peor que el PSOE son los opinadores y tertulianos a su servicio, que durante estos días más bien parecen estar al servicio del separatismo catalán. “Hay que ir a un modelo de Estado nuevo”, dicen, “para reconocer la singularidad de Cataluña. LOS CATALANES SON DIFERENTES” (frase literal escuchada a un periodista de izquierdas en una tertulia televisiva).

¡¡Qué diferente es su discurso en el tema de la inmigración!!. Cada vez que a alguien se le ocurre insinuar que quizá no debería haber siete millones de extranjeros en un país con seis millones de parados y doce millones de pobres, y que a los mejor habría que controlar un poco más las fronteras, la reacción de los tertulianos izquierdistas es clara y contundente:”¿cómo te atreves a culpar a los inmigrantes de la crisis?, eso es racismo y xenofobia. Además, las fronteras no existen, nadie es diferente, todos somos iguales y todos somos ciudadanos del mundo, así que los inmigrantes han de seguir viniendo”.

Pero en cambio, cuando los separatistas catalanes dicen que la culpa de su situación la tienen los vagos, ladrones y subvencionados españoles, entonces eso no es “racismo y xenofobia”, sino que tienen toda la razón del mundo y hay que hacer todo lo que ellos quieran. Cuando se trata de hacer algo que pueda beneficiar a España, los izquierdistas son anti-racistas militantes, pero si se trata de perjudicar a España se alían con la “derecha burguesa reaccionaria” vasca y catalana y llegan incluso a dar la razón al racismo anti-español de los separatistas y de querer poner una frontera entre los catalanes y el resto de los españoles. “Las fronteras no existen” sólo cuando interesa.

Una izquierda traidora que se ha pasado los últimos 35 años taladrando los cimientos nacionales y que nunca ha visto al separatismo como un enemigo sino como un aliado necesario contra su auténtico enemigo: el Nacionalismo Español. Esa izquierda que se dedica a minimizar y a disculpar de mil maneras los escraches de Ada Colau y compañía, los asaltos a supermercados del sindicato SAT, los actos violentos del 15-M, la quema de banderas de España, los salvajes crímenes inmigrantes que son presentados como “hechos aislados”, las fechorías de auténticos criminales de ultraizquierda...pero que ahora se pone histérica por la inexistente “agresión fascista” en el centro catalán de Madrid. Incidente que la izquierda y una parte de la derecha han aprovechado en su beneficio montando una campaña clarísima: presentar al separatismo catalán como víctima del auténtico enemigo, la “ultraderecha fascista española”. 

La muerte de Carrero Blanco, junto con el auto-golpe de Estado de 1981 y el 11-M, tres sucesos no aclarados claves para entender cómo se ha producido la destrucción de España en los últimos cuarenta años. 

Esta izquierda estúpida que, cada vez que un “fascista” estornuda, nos anuncia la inminente entrada de las tropas del Tercer Reich por la Castellana, que protesta por la “impunidad fascista” cuando todos los que entraron en ese local estaban detenidos a las 24 horas, que dicen que “lo que hace la ultraderecha en España no pasa en ningún país de Europa”, cuando en realidad es que en el resto de Europa Occidental (y no digamos Europa Oriental) la “ultraderecha” es mucho más fuerte que en España, que piden ilegalizar a partidos y símbolos “fascistas” mientras aplauden la legalización de Bildu y llevan banderas rojas, soviéticas y cubanas. La misma izquierda partidaria de la redistribución de la riqueza se pone de parte de una de las regiones más ricas de España que se niega a transferir dinero a las más pobres. ¿por qué la izquierda en el caso catalán defiende IDEAS CONTRARIAS a las que defiende cuando se trata de España? porque lo que les mueve en realidad es el ODIO ANTI-ESPAÑOL.

Y para completar el cuadro está la derecha liberal, diciéndole a la población española que se resigne y que acepte la destrucción de España sin pelear, ya que así “nos dejarán en paz”. ¿Pero de verdad pasará eso si aceptamos la secesión de Cataluña?. Por supuesto que no, luego vendrá la vasca y la gallega, después el nuevo “Estado” catalán usará todos sus recursos (ejército incluido) para anexionarse la Comunidad Valenciana, las Baleares y parte de Aragón, Marruecos irá a por Ceuta, Melilla y Canarias, Inglaterra nos seguirá comiendo terreno en Gibraltar y así todo el mundo, que verá que el pueblo español es un pueblo incapaz de plantar cara a nadie y al que se puede pisotear sin problemas.

La coincidencia del 11 de septiembre con el anuncio de ETA de entregar las armas y las flores que Rubalcaba y Margallo están lanzando a los manifestantes separatistas, nos hace pensar que el Estado está pactando algo con separatistas y terroristas que no va a ser bueno para la mayoría del pueblo español.

Tanto la izquierda como la derecha (anti) españolas han sido cómplices necesarios de todo lo que está pasando, a costa incluso de destruirse a ellos mismos ¿por qué el PP lleva a cabo políticas en las regiones vasca y catalana que le perjudican? ¿por qué el PSOE impulsó la reforma de un Estatuto que le ha llevado de tener 52 diputados a 20 en Cataluña? porque están obedeciendo órdenes externas ¿por qué no hay separatismo en Francia? Primero porque es ilegal y segundo porque, gobierne la derecha o la izquierda, la política es la misma: cero cesiones al separatismo. Por eso allí los separatistas hace décadas que ya han tirado la toalla.

¿Por qué en España no se hizo la mismo? Porque desde 1978 nos gobiernan traidores al servicio de élites extranjeras cuyo enemigo es el Nacionalismo Español.

DEMOCRACIA NACIONAL - El autntico enemigo: el Nacionalismo Espaol (II)

Aqui la primera parte:

http://democracianacional.org/dn/modules.php?name=News&file=article&sid=4251

No hay comentarios:

Publicar un comentario