martes, 23 de julio de 2013

La discriminación laboral a los tatuados.


La discriminación laboral a los tatuados es una realidad con la que estos tienen que vivir durante toda su vida.

Este año la discriminación a este sector ha llegado a las Fuerzas Armadas con la publicación en el Boletín Oficial del Estado de las nuevas condiciones generales de ingreso en estas. Una de los requisitos versa así: ''Carecer de tatuajes que contengan expresiones o imágenes contrarias a los valores constitucionales, Autoridades, virtudes militares, que supongan desdoro para el uniforme, que puedan atentar contra la disciplina o la imagen de las Fuerzas Armadas en cualquiera de sus formas, que reflejen motivos obscenos o inciten a discriminaciones de tipo sexual, racial, étnico o religioso. Así mismo, no son permitidos los tatuajes que pudieran ser visibles vistiendo las diferentes modalidades de los uniformes de las Fuerzas Armadas, no especiales, cuya denominación, composición y utilización se recoge en la Orden Ministerial 6/1989, de 20 de enero''.

Daniel, un joven sevillano afectado por esta normativa nos cuenta ''Antes podías tener tatuajes si no eran ofensivos. De hecho pedí permiso a la subdelegación de Defensa antes de hacerme el de la muñeca y me dijeron que no habría ningún problema, y aquel año no lo hubo. Este año con él no me dejan entrar''.

Francisco, militar de 20 años, nos dice muy determinante que ''En los tiempos que corren, los tatuajes están muy aceptados en la sociedad. El hecho de llevar un tatuaje no hace que un militar sea menos profesional realizando su trabajo que uno que no lo lleva. Un tatuaje puede significar en un militar el recuerdo de un compañero caído en una misión. Si el Ejército español es una institución acorde a la sociedad no debería realizar una criba por el hecho de llevar un tatuaje, otros cuerpos de seguridad como el CNP o distintos sectores como el de la educación o sanidad no ponen trabas en sus oposiciones a los candidatos por el hecho de que lleven tatuajes''.

Ahora bien, ¿Por qué tenemos estos complejos? ¿Por qué el tatuaje se ha convertido en tabú? El arte del tatuaje es igual de antiguo que el ser humano, prueba de ello es que en 1991 se encontró una momia neolítica en un glaciar en los Alpes con un total de 57 tatuajes en la espalda.

De hecho ha sido utilizado según la cultura para distintos fines: señalar a los criminales, por rituales, para la batalla o incluso se le otorgaba un carácter sobrenatural.. Las tribus indígenas los usaban, también la cultura occidental, oriental, polinésica y la egipcia.

Se piensa que el origen del rechazo a los tatuajes está en un decreto del emperador Constantino, primer emperador cristiano de Roma, en el que los prohibía. Sin embargo, fue el primero pero no el último. Claro ejemplo de ello es que Japón, uno de los lugares donde más se ha desarrollado este arte, también los prohibió cuando el emperador Matsuhito pretendía dar ''una buena imagen'' para poder abrirse al mercado mundial.

Hoy en día, se rechaza y se discrimina laboralmente a los tatuados por el mero hecho de decidir que la tinta traspase su piel, y no son infrecuentes medidas como la que se acaba de tomar respecto a la admisión en el Ejército u ofertas de trabajo que acaben con un ''tatuajes no''.

La discriminación laboral a los tatuados

No hay comentarios:

Publicar un comentario