viernes, 14 de diciembre de 2012

¿QUIÉN FUE OTTO REMER?

OTTO ERNST REMER: "Gallardos hombres de gran disciplina que combatieron valientemente contra terribles adversidades por su Patria y después de que la derrota era segura, por el honor de sus unidades y camaradas. Ellos fueron los más valientes entre los valientes." 

 

Su persona sería protagonizada por Thomas Kretschmann, actor alemán, en la película “Operación Valkiria” (Valkyrie). Nació en Neubrandenburg un 18 de agosto de 1912. Se ofreció como voluntario para el servicio militar, a la edad de 20 años, uniéndose a la Reichswehr (Ejército de la República de Weimar) en 1932. En septiembre de 1939 durante el ataque a Polonia fue parte de la Infantería Motorizada, y sirvió en la Campaña de los Balcanes, así como en la invasión a la U.R.S.S. (Operación Barbarroja). En abril de 1942, siendo Comandante de Batallón, fue incorporado al Regimiento de Infantería Großdeutschland, con el fin de dirigir el IV Batallón Especial. En  1943 ingresa al Regimiento de Granaderos Großdeutschland y sus tropas cubrieron la retirada de las Waffen-SS durante la batalla de Kharkov. Fue condecorado con la “Cruz de Caballero” y recibiendo además las “Hojas de Roble” por su liderazgo en Krivói Rog. Tras ser herido en 1944, fue elegido para comandar el Wachbattalion de la Großdeutschland, una unidad destinada a tareas de seguridad en Berlín.

 

A continuación, y sin saberlo, Remer y sus hombres fueron parte del Golpe de Estado del 20 de julio de 1944 que pretendía asesinar al Führer, entre los conspiradores se encontraba el famoso Coronel, Claus von Stauffenberg.

 

Después de ser ordenado por el General, Paul von Hase, el arresto del Ministro de Propaganda: Dr. Joseph Goebbels, Remer se dirigió la oficina de Goebbels con la pistola en la mano. El Dr. Goebbels utilizó sus habilidades oratorias para disuadir a Remer de detenerlo, insistiéndole en que el Führer se encontraba con vida. Cuando Remer le solicitó una prueba de sus afirmaciones, el Dr. Goebbels tomó el teléfono y pidió que lo comunicaran con el Führer. En un minuto, Adolf Hitler estaba en el teléfono, y el Dr. Goebbels le concedió el teléfono a Remer.  El Comandante Otto Ernst Remer fue el primer oficial que escuchó la voz del Führer proveniente de la Guarida del Lobo, lugar del pretendido atentado, en donde por milagro, Adolf Hitler no recibió superficialmente daños considerables. Hitler le preguntó si reconocía su voz, luego le dio instrucciones para neutralizar la Conspiración con sus tropas, lo que a continuación realizó; y esa misma noche Remer fue ascendido a Oberst (Coronel).  

 

En 1945, comanda la unidad “Führer Begleit Brigade”, que fue transferida a la batalla de las Ardenas en diciembre de 1944. Fue capturado por el Ejército Norteamericano y fue prisionero de guerra hasta 1947. Después de la caída del III Reich, Otto Remer fundó el Partido Socialista del Reich que sería ilegalizado por la República Federal Alemana, habiendo conseguido, sin embargo, 360 000 votantes en el estado de Baja Sajonia. En Bremen también tuvo representación en el Parlamento. Muchos años después sería el dirigente del Movimiento por la Libertad Alemana. De 1991 a 1994, Remer inaugura su publicación propia, el “Remer Depesche” y luego sería condenado a 22 meses de prisión por escribir y publicar una serie de artículos con cuestionamientos sobre la veracidad del Holocausto.  Su esposa y amigos le apremiaron para que marchara al exilio.

 

Él mismo estaba preparado para ir a las mazmorras alemanas para vivir hasta el final de sus días bajo las inhumanas condiciones que esperan a los prisioneros políticos, sólo por mantener la verdad histórica. Sólo por esa petición, Remer se exilió en España por esta persecución y aplaudió de manera entusiasta los estudios llevados a cabo por figuras claves del Revisionismo del Holocausto como Fred Leuchter y Germar Rudolf (quien actualmente continúa en prisión y a pesar de haber sido un alumno con excelentes calificaciones en la Facultad, se le negó el título en su doctorado por esta situación). Remer vivió posteriormente en Egipto y en Siria, siendo fugitivo hasta su muerte un 4 de octubre de 1997, después de haber sufrido dos infartos por esta causa, a sus 85 años de edad, en Marbella.

La más antigua revista semanal política británica, "The Spectator" escribió en marzo de 1997 acerca de la "Gross-Deutschland", la unidad de combate de Remer:

"Gallardos hombres de gran disciplina que combatieron valientemente contra terribles adversidades por su Patria y después de que la derrota era segura, por el honor de sus unidades y camaradas. Yo particularmente, estoy pensando en los tanquistas de las divisiones Gross Deutschland y en Hermann Goering, que combatieron hasta el amargo final... Ellos fueron los más valientes entre los valientes. Aquellos que trafican con el Holocausto no son ni valientes ni honorables. Sólo rastreros y codiciosos."

No hay comentarios:

Publicar un comentario