viernes, 30 de noviembre de 2012

Ideologicamente estais en fase terminal.


Es síntoma de la podredumbre mental que azota vuestras lindas cabecitas peinadas en peluquería. No sabéis ni que queréis realmente. Estáis asustados y perdidos porque la cortina de humo se disipa dejando entrever el engaño en el que habéis vegetado los últimos veinte años, sumidos en vuestra propia autocomplacencia.

Ahora estáis aterrorizados porque es demasiado tarde para rectificar. Eso os lleva a repetir los mantras prefabricados por los demagogos 2.0 desde sus cuentas de twitter.

Que si meritocracia, que si listas abiertas, que si ocupa el congreso, que si la culpa es de "la" Merkel, que si Escuela de economía austríaca, que si putos funcionatas...

Cualquier cosa es válida con tal de no salir de debajo de la cama y enfrentaros a la realidad de un mundo controlado por la judeo-plutocracia, un mundo cruel donde el enemigo estaba dentro de casa y no os habíais percatado. Corréis de lado a lado de la jaula chillando, pero carecéis de defensas. No tenéis ni la disciplina ni la integridad mental ni la capacidad crítica para afrontar el hecho de que vuestras (nuestras) generaciones han caído en un pozo sin fondo. Mientras vosotros ibais de discotecas y botellones, nosotros nos preparábamos para esto, y para las cosas peores que tendrán que venir. No estoy pavoneándome; es la triste realidad y creo que muchas personas se sentirán muy identificadas con lo que digo.

Y no es nada personal, créedme; el 50% de la poblacion sufre de la misma enfermedad, es muy fácil reconoceros por vuestro discurso titubeante -ecos de un pasado feliz con MTV, McDonalds, tabaco rubio y guerra televisada. Sé que es duro entenderlo y tendreis mil excusas que interponer, pero alguien tiene que deciros las cosas de una puta vez para que espabiléis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario